En 1925 Herbert Bayer diseña una font / fuente / tipografía, encargada por Walter Griopius, la tipografía será usada para la comunicaciones de la  Bauhaus

Herber realiza la “universal“, una font pura, del tipo sans-serif, geométrica, sin mayúsculas ni minúsculas,  con un total de 72 símbolos gráficos.

Parte de su justificación de Bayer hacia la economía de la fuerte fue: “simplificar la composición tipográfica y la disposición del teclado de la máquina de escribir.”, cabe destacar que en esta font su autor, expresa sus ideas de universalidad, simplicidad sobre el diseño.

En 1997 la fundición de tipografía P22 realiza una renovación o reinterpretación llamada P22 Bayer Universal

 

.